¿Cómo pensar la clase con TIC en la escuela secundaria?: Cómo pensarnos como docentes y cómo pensar el proceso de trabajo con los alumnos

Este breve artículo intenta recuperar algunas de las cuestiones centrales que estructuraron mi ponencia de apertura en las II Jornadas del proyecto Las TIC en tutorías y orientación: “La integración de las TIC en las escuelas: modelos 1 a 1”, en la Universidad Nacional de Quilmes en junio de 2013.

Con el propósito de ofrecer una mirada reflexiva acerca de la práctica docente, y sobre el impacto cognitivo que tiene en los estudiantes el trabajar con propuestas educativas que integren TIC, es que presento a continuación un breve análisis a partir de tres dimensiones que nos permiten comprender el proceso observando en detalle sus diferentes aristas:

  • La dimensión curricular, que implica una mirada fuertemente enfocada en los contenidos

  • La dimensión cognitiva, centrada en los procesos de aprendizaje involucrados

  • La dimensión didáctica, orientando el análisis en la planificación de las clases.

El objetivo de centrar la mirada en estos tres aspectos es comenzar a cuestionar nuestras prácticas como educadores y reflexionar sobre aquellas cuestiones que, por haber naturalizado a partir de la experiencia en el aula, pasamos por alto. Se trata, entonces, de hacer una pausa para reflexionar sobre la práctica, sobre el hacer docente abordando estas tres dimensiones.

A continuación, analizaremos cada una de ellas.

1. La dimensión curricular

Centrando la mirada en la currícula, nos preguntamos: ¿qué es genuino, auténtico, interesante y valioso que aprendan los estudiantes en el marco de una clase?

Al formular esta pregunta, comenzamos a indagar acerca de los contenidos que se abordan en clase con el propósito de realizar una nueva mirada y una revisión de los mismos, pensando en su actualización y la manera de mejorarlos.

Esto implica pensar de qué manera el trabajo con TIC aporta una “ventaja diferencial” (Perkins David 2000) al proceso de construcción de la currícula de las diferentes áreas de la escuela, de qué manera suma, agrega o demuestra una ventaja en relación a otras estrategias aplicadas.

En este sentido, consideramos que una posibilidad de uso de TIC enriquecedora es la promoción de asociaciones con un otro a partir de realizar tareas colaborativas: otros estudiantes, otras escuelas, otros docentes… Se trata de generar instancias de trabajo colaborativo desde los inicios de las propuestas, de manera integrada y constitutiva de las mismas, y aquí es donde las TIC adquieren un papel relevante.

Son experiencias que rompen con las prácticas tradicionales e implican muchas veces una apertura del aula y de los estudiantes para poder intercambiar diferentes perspectivas, aceptar diferentes opiniones, lo cual se constituye en una nueva etapa para revisar la propia perspectiva, con el objeto de atender y completar un problema.

En los contextos reales aprendemos con otros, con lo cual en la escuela esta situación debería estar presente en la currícula. Crear y confrontar con otro. Problematizar, construir con otros. No se trata de poner a los alumnos a trabajar en equipos, sino que la propuesta es que resuelvan actividades que son valiosas y necesarias de resolver con otros. En este sentido, muchas de las aplicaciones y productos digitales que hoy solemos utilizar en nuestra vida personal, como blogs; redes sociales; sistemas de gestión de contenidos; microblogging; posicionadores de noticias y demás -como podemos observar en la actualidad- contienen una capa social, es decir que incluyen espacios para comentarios, espacios para compartir, espacios de encuentro sincrónico, escritura colaborativa. Se trata de puntos de encuentro que permiten y facilitan diversos grados de interacción y trabajo colaborativo de los usuarios.

En algunos casos se trata de aplicaciones pensadas para hacer junto a otros, proceso que nos interpela como docentes: ¿estamos capacitados como docentes para asumir esta tarea? ¿Qué implica promover instancias de trabajo en colaboración? ¿A qué nos invitan? ¿Qué podemos hacer nosotros con esto? ¿Cómo lo cargamos de sentido y nos apropiamos de las posibilidades que se nos plantean?. Glinz expone el valor del trabajo con los otros para abordar la currícula:

Continuar leyendo esta nota en: http://www.pent.org.ar/institucional/publicaciones/como-pensar-clase-tic-escuela-secundaria-como-pensarnos-como-docente

Perfil de Corina Rogovsky

Actualmente Maestranda en Tecnología Educativa en la U.B.A. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con orientación en Procesos Educativos (UBA), Especialista en Educación y Nuevas Tecnologías (FLACSO). Maestra de hebreo y educadora no formal.

Gestiona y dinamiza la Red de Graduados del Pent, trabajando colaborativamente en nuestra comunidad de práctica.

Coordina la plataforma educativa “Buber Virtual”, explorando y experimentando la integración de TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje en los tres niveles de la escuela. Diseña y desarrolla entornos digitales para la enseñanza y el aprendizaje principalmente de lenguas extranjeras. Promueve e implementa el trabajo colaborativo de Aulas Unidas contactando escuelas y uniéndolas a partir de proyectos educativos. Coordina el Centro de Formación Docente Virtual de la Escuela Martín Buber.

Es autora de material en línea para la formación y capacitación docente. Ha dictado cursos, talleres y seminarios de formación y actualización profesional. Fue docente de hebreo, docente de español y docente de informática.

Fue tutora de diferentes propuestas en línea de Educared, Fundación Telefónica y del Centro de capacitación y formación de la Escuela Martín Buber.

Pent Flacso Argentina
Acerca de Pent Flacso Argentina 7 Articles
El PENT - FLACSO es un espacio de innovación, exploración, investigación y formación académica. Hace más de diez años que se dedica a la educación en un mundo atravesado por las tecnologías digitales. Surge como iniciativa de un equipo de profesionales provenientes de diversas disciplinas, con variadas trayectorias y experiencias en la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos educativos; ante la necesidad de desarrollar nuevas miradas y construir conocimiento en torno a las transformaciones y desafíos presentes en el campo de la educación

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*