¿ Cómo hacer del diseño una herramienta eficaz?

Fábula: “ La escuela de los animales”

diseño-curricular-sena-2013Una vez, los animales decidieron que tenían que hacer algo heroico para solucionar los problemas de un «nuevo mundo», de modo que organizaron una escuela. Adoptaron un currículo de actividades consistente en correr, trepar, nadar y volar. Para facilitar la administración todos los animales cursaban todas las materias. El pato era excelente en natación, mejor incluso que su instructor, y obtuvo muy buenas notas en vuelo, pero pobres en carrera. Con el objeto de mejorar en este aspecto tenía que quedarse a practicar después de clase, e incluso abandonó la natación. Esto duró hasta que se le lastimaron sus patas de palmípedo y se convirtió en un nadador mediano. Pero el promedio era aceptable en la escuela, de modo que nadie se preocupó, salvo el pato.
El conejo empezó a la cabeza de la clase en carrera; sin embargo, tuvo un colapso nervioso como consecuencia del tiempo que debía dedicar a la práctica de la natación. La ardilla trepaba muy bien hasta que comenzó a sentirse frustrada en la clase de vuelo, en la que el maestro le hacía partir del suelo en lugar de permitirle bajar desde la copa del árbol. También sufrió muchos calambres como consecuencia del excesivo esfuerzo, y le pusieron apenas un suficiente en trepar y un «insuficiente» en correr.
El águila era una alumna problemática y fue severamente castigada. En la clase de trepar llegaba a la cima del árbol antes que todos los otros, pero insistía en hacerlo a su modo.
Al final del año, una anguila anormal que nadaba muy bien y también corría, trepaba y volaba un poco, tenía el promedio más alto y le correspondió pronunciar el discurso de despedida.
Los perros de la pradera quedaron fuera de la escuela y cuestionaron por qué la administración no incluyó en el currículo las materias de cavar y construir madrigueras. Pusieron a sus cachorros a aprender con el tejón, y más tarde se unieron a marmotas y topos para inaugurar una escuela privada de gran éxito.

R. H. Reeves sostine
Hay infinidades de trabajos a lo largo del siglo sobre los cambios y continuidades que fue presentado el curriculum de la Escuela Primaria Argentina.
A través de análisis de diversos planes, programas y lineamientos provinciales y nacionales fuimos descubriendo diferentes formas de transmitir los conocimientos a nuestros educandos.
¿ Por qué hay cambios en los contenidos y en el cómo organizarlos?
Los contenidos deben estar en revisión constante porque la sociedad evoluciona en forma constante.
¿ Se pudo lograr a lo largo de los años solucionar el problema de la distribución de los contenidos, teniendo en cuenta los propósitos de acuerdo a las edades y el tiempo real que disponemos? ¿ A qué se le da prioridad? ¿ Qué cuestiones se dejaron de lado?
Los diseños curriculares actuales y vigentes son “precriptivos” porque pautan la enseñanza de conocimientos social y científicamente significativos pertinentes con la compleja realidad sociocultural. El término hace referencia a la dimensión normativa del curriculum, en tanto los diseños establecen con carácter de ley qué y cómo enseñar en los establecimientos educativos de la provincia. DGC y E. Marco General de Poliítica Curricular. Res. N° 3655/07. Pag. 18.

Respetar los enfoques de enseñanza en la escuela primaria que se explicitan en los Diseños Curriculares supone poner en discusión “(…)los modos de enseñar y aprender en las escuelas; recuperar el significado de esas prácticas; promover la participación de los alumnos/as como miembros activos de una comunidad de aprendizaje, donde vale la pena quedarse para seguir aprendiendo” Diseño Curricular de Educación Primaria. Marco General.
Todo depende del docente, seleccionar, distribuir, priorizar, atender a la diversidad, todo, absolutamente todo depende del docente. El Diseño nos brinda los contenidos, somos nosotros los encargados de hacerlos llegar de una manera organizada y atendiendo a los distintos intereses de los niños.

Nosotros como docentes no podemos hacer nuestro propio diseño, debemos acatar los cambios, somos personas adultas, conscientes y reflexivas, con una preparación para discernir y seleccionar.
Somos nosotros quienes estamos frente al grupo de alumnos, sólo nosotros podemos trabajar con sus fortalezas y debilidades y detectar las diferencias sin hacerlas notar. Así lograremos trabajar y “valorar” las aptitudes y destrezas por mínimas que sean de aquel alumno que se siente desplazado, dejado de lado porque es él siempre “ el que no puede”, “el que le sale todo mal”. Son estos alumnos los que necesitan una revalorización de su accionar, de su esfuerzo cotidiano. Ser maestro o profesor del buen alumno es tarea sencilla… el trabajo docente siempre deja huellas imborrables, pero mucho más en aquellos que no pueden solos, que necesitan nuestro acompañamiento constante, brindando estrategias y herramientas adecuadas.

Por eso aprovechemos la posibilidad, ya que somos nosotros quienes podemos planificar nuestras actividades, de secuenciar situaciones de enseñanzas, de atender a las diferencias fuera y dentro del salón,de bajar los contenidos de una forma eficaz y ordenada que sirva a TODO el grupo y no a unos diez o quince.
Nuestro trabajo “no se improvisa”, cuando caemos en esto es ahí donde generalizamos, unificamos y no trabajamos atendiendo a las individualidades. A la vez no debemos dejar de lado la interacción, la socialización que llevará al crecimiento del grupo y de cada uno de sus integrantes.

El Diseño habla de la “CENTRALIDAD DE LA ENSEÑANZA” como primer fundamento de la reforma curricular, como así también de la continuidad del proceso. Si bien hay infinidad de factores ajenos a nosotros, tenemos que hacer un análisis de la realidad en la que estamos insertos, aceptarlos y trabajar sobre lo que tenemos frente nuestro, sabiendo de los obstáculos para que no sean estos los que nos arrimen al fracaso, palabra ésta que debemos desterrar en nuestra labor, siempre teniendo en cuenta todo aquello que depende de nosotros.
Parte de nuestro éxito está en despertar y mantener el interés en nuestros alumnos, si no logramos esto, difícilmente podamos llegar a nuestros objetivos.dialogocult

Uno de los puntos de partida al comenzar una clase, es hacerlo desde los SABERES PREVIOS, esto es una herramienta fundamental al querer desarrollar un contenido, este es el momento donde debemos despertar la curiosidad de los educandos y su interés en el tema, descubriendo aquí los niños que saben y conocen sobre lo nuevo que se quiere enseñar y aprender.
Ahora… ¿En qué momento el docente debe organizar las actividades secuenciadas según las individualidades?
El Diseño nos da la posibilidad de tener organizada una planificación anual, tenemos bien claro que es lo que corresponde. La realidad es que ya no tenemos la posibilidad de contar con tiempo para diagnósticos exhaustivos, hoy los tiempos se acortan, por diferentes motivos, y debemos trabajar todo durante el proceso. Cada clase con nuestros alumnos nos da la posibilidad de saber hasta dónde puede cada uno y hasta dónde debemos nosotros.

aaaaaaaaaaaaaaaAl desprender las planificaciones por unidades, es dónde llega el momento de agrupar contenidos según lo observado en el grupo. Las mismas pueden variar en cuanto al tiempo, no todas deben seguir un ritmo determinado, cada una dependerá de los contenidos seleccionados y de los tiempos del grupo.

Una vez organizado nuestro trabajo, debemos llegar al trabajo aúlico, este es el momento de nuestra labor más selectiva, volcar en actividades, cuidadosamente seleccionadas, para que puedan ser resueltas por los niños. Cada situación de enseñanza debe reflejar las diferentes posibilidades. Es aquí donde llegamos a ver la necesidad de presentar diferentes secuencias de acuerdo a las limitaciones que pudimos observar. Es imposible querer trabajar con todos los alumnos de la misma manera. Respetemos tiempos, intereses, habilidades y destrezas. De lo contrario sólo encontraremos resultados positivos en unos pocos, los que pueden y no en todo el grupo. Depende de nosotros, los maestros, de no hacer una escuela uniforme.
El mensaje que deja la fábula es claro, no hay dos seres iguales, cada uno tiene sus necesidades e intereses. Todo es valorable.
Cada niño es un ser único… respetemos individualidades, no frustremos, de cada uno de nosotros depende el crecimiento y continuidad en el sistema de cada uno de ellos.

Silvia Rampinini
Acerca de Silvia Rampinini 3 Articles
Nivel Primario. Maestra Normal Superior. Vice- Directora: Colegio Nuestra Señora de Lourdes. Otros colegios: Santa Teresa de Tesús. San cayetano. La Plata.

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*