Ciudadano Sustentable: Una perpectiva Transveral. Pablo La Spina

La educación para la movilidad sustentable y la seguridad vial forma parten de las acciones de prevención que son ineludibles para proteger la vida y la salud de las personas ante los incidentes viales con víctimas fatales, heridos y pérdidas económicas. Son imprescindibles para impulsar soluciones a un problema complejo, en el que intervienen múltiples actores y elementos.

La escuela se propone, entonces, como un espacio para generar aprendizajes que impulsen una mejora en la calidad de vida y en la salud de las personas, aportando a la construcción de una movilidad justa y solidaria.

Asimismo, resulta indispensable el conocimiento y el respeto de las normas viales a la hora de circular de manera segura en la vía pública. La tarea pedagógica implica el compromiso de transmitir valores tales como la solidaridad, la responsabilidad, la tolerancia, el cuidado de sí mismos, el respeto por los otros y por las normas socialmente aceptadas.
Uno de los objetivos en el nivel Primario es el de encuadrar a los/as niños/as en las pautas sociales de convivencia en las calles. Es importante que conozcan las reglas, las normas de tránsito y entiendan el rol de los distintos actores en las calles.
Ahora bien, la educación para la movilidad es reconocida como una de las perspectivas que requieren tratamiento transversal, especialmente en nivel secundario. Es decir, que no es solo un docente en un espacio curricular determinado quien tiene a su cargo el tratamiento de los contenidos, sino que estos se esparcen e integran los diversos espacios curriculares definidos, a lo largo de todos los niveles del sistema y en toda la acción educativa.

Educar para la movilidad sustentable no implica necesariamente incluir nuevos contenidos, sino organizar los ya conocidos en torno a un eje común. Por ejemplo, disciplinas como: Derecho/Formación Ética y Ciudadana, Geografía Urbana, Ética/Filosofía, y Educación Ambiental.
Esto permite pensar la problemática como parte de otras cuestiones que la abarcan.
Frente a esta mirada, la transversalidad plantea el problema del tiempo y el espacio concretos para el trabajo de la temática en la escuela. Se trata entonces de definir espacios y modalidades concretas para el tratamiento de los contenidos, respetando la estructura curricular y el modo de organización de cada nivel de la escolaridad. Por supuesto que existen espacios curriculares donde estos temas encuentran mayores posibilidades de abordaje, pero no están pensados para espacios específicos, sino para que sean tomados y resignificados desde las distintas asignaturas.
Esto permite que cada institución pueda garantizar la enseñanza de estos contenidos de acuerdo con su programa de estudios, con las características de la comunidad educativa y con el proyecto educativo institucional.

Propósitos de la educación para la movilidad sustentable

Nivel Inicial
• Promover el desarrollo progresivo de la autonomía de los niños como peatones y usuarios de medios de transporte.
• Generar el reconocimiento de la vulnerabilidad propia en el espacio de la movilidad.
• Facilitar el reconocimiento del espacio público y sus usos.
• Promover el cuidado propio, de los otros y del ambiente, en el espacio de la movilidad.
• Favorecer el reconocimiento de la existencia y el valor de las normas como organizadoras de la movilidad.

Primer ciclo del Nivel Primario
• Promover el conocimiento del escenario y los actores de la movilidad, desde una perspectiva crítica.
• Fomentar situaciones de enseñanza que permitan apreciar la dimensión social y política de las prácticas en la movilidad.
• Generar oportunidades de reflexión en torno al sentido de las normas en la movilidad, la necesidad de su cumplimiento y las consecuencias sobre la vida, la salud y el ambiente.
• Promover la reflexión crítica sobre la interdependencia de las conductas y sus consecuencias en la movilidad.

Segundo ciclo del Nivel Primario
• Promover el conocimiento de las implicancias económicas, sociales y políticas de la movilidad.
• Fomentar la reflexión sobre el estado actual de la movilidad y sus problemas.
• Propiciar la realización de propuestas para el planeamiento y la gestión de la movilidad en el futuro.
• Fomentar el análisis crítico de las relaciones de poder que se establecen en la movilidad.
• Formar peatones, ciclistas y usuarios de medios de transporte cuidadoso de sí mismos, de los otros y del ambiente, respetuoso de las normas y solidario con los grupos vulnerables.

Nivel Secundario
• Promover prácticas que permitan a los estudiantes asumir el compromiso y la responsabilidad por el manejo en el espacio público.
• Asumir una posición crítica y valorativa respecto de la ciudadanía y la movilidad: las normas y las prácticas sociales de la seguridad vial.
• Brindar herramientas para el diseño urbano y la gestión de la movilidad en su entorno.

Perfil dePablo La Spina

Gerente de Educación Vial del Cuerpo

Clio Comunidad
Acerca de Clio Comunidad 10 Articles
La revista educativa Arcón de Clio ofrece esta sección a la comunidad para dar a difusión todo lo referente a la educación desde proyecto de autoridades nacionales, provinciales, municipales, organizaciones internacionales, Ongs, ect. Lo hacemos para seguir generando un compromiso con la educación. La educación es una tarea que no se hace en soledad por lo tanto los invitamos a dar divulgación. La via de contacto es el correo de la revista.
Contacto: Sitio web

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*