Bruix, Alejo, de Francia, con valor(I)

bruixBruix, Alejo. (Coronel) (Alexis Vital Joseph, barón de Bruix,) (1790/1825)

Nacido en Brest, hijo del almirante francés Étienne Eustache Bruix, Alexis se inició en el ejército como oficial del 5º Regimiento de Chasseurs a Cheval, promovido por méritos a la Guardia Imperial. Combatió en la campaña de Rusia, llegando a ser paje del emperador francés, adquiriendo el título de barón.
Después de la Batalla de Waterloo, como otros oficiales franceses, Alejo y su hermano Eustaquio Bruix conatactaron con el diplomatico argentino Bernardino Rivadavia en París, quien los convenció de combatir para las tropas de las Provincias Unidas, y en un buen numero de oficiales, entre los que se encontraban tambien Dauxion, Vidt, Trolé, Salvigni, Viel, Sowersby , Rauch, Danel y Brandsen, pasaron a Buenos Aires, donde arribaron en septiembre de 1817,
El 6 de noviembre de ese año, Alexis fue destinado a combatir en el Ejército de los Andes con el nombramiento de sargento mayor de caballería de línea.
Los dos Bruix fueron dados de alta en el Ejército de los Andes después de la Batalla de Chacabuco, en el Regimiento de Granaderos a Caballo. Ambos lucharon en Cancha Rayada y Maipú, hicieron la segunda campaña del sur de Chile y pelearon con los Granaderos a Caballo en la campaña de Bío Bío, en la que Eustaquio Bruix murió en combate, atravesado por una bala de cañón .
El año 1819 es uno de los más sangrientos de esta “guerra a muerte” entre patriotas y realistas, y araucanos de ambos lados y comienza con un combate en las pampas de Santa Fé donde Viel derrota completamente a un escuadrón realista mientras el resto de las fuerzas patriotas al mando de Escalada, marchaba hacia el río Bio – Bio.

Batalla de Chacabuco. Chile
Batalla de Chacabuco. Chile

El grueso de la tropa realista, comandada por el caudillo Sánchez, se instaló al sur del río mencionado pero fueron nuevamente derrotados por los granaderos de Bruix, Escalada y Olavarría.
El ejército patriota cruzó el río y comenzó una penosa marcha a través de riachos, arroyos, pantanos y lagunas que dificultaban el accionar de la caballería y facilitaban los ataques de los indios y montoneros : un escuadrón de  granaderos al mando de Ramallo, fué atacado por un malón de más de 400 lanzas y luego de una dura batalla, mas de 200 indios quedaron en el campo.
El capitán Alejo Bruix y el mayor Angel Pacheco, con sus granaderos ,volvieron a atacar al caudillo realista cerca del fuerte Nacimiento, derrotándolo completamente. Al término de esta campaña, el caudillo realista y su ejército en esqueleto, cruzó la Araucania y se encerró definitivamente en Valdivia”. Lo que quedaba por hacer, era una guerra de mera policía, a ese fin se confió a los Granaderos, la custodia de las poblaciones de Fuerte Nacimiento, Los Angeles y San Carlos.
El 4º escuadrón de Granaderos a Caballo escribió en el sur de Chile, su última página de gloria en la historia chilena.

Lo comandaba Benjamín Viel que tenía por ayudantes al mayor Pedro Ramos, los capitanes Bernardo Escribano y Alejo Bruix, los tenientes Samuel Lowe, Manuel López, Valentín Gálvez y Manuel Pueyrredón , los alféreces Antonio Espinosa y Francisco Capilla.
En 1820, el capitán Alejo Bruix fué destinado posteriormente como jefe del 2º escuadrón, por lo que dejó a sus compañeros en el sur y se unió a la Expedición Libertadora del Perú; entró con el general José de San Martín en Lima y se destacó en la toma del puerto y castillos del Callao.
A continuación, hizo la campaña de Quito con Andrés de Santa Cruz y Juan Lavalle, distinguiéndose en Riobamba y Pichincha y obteniendo el ascenso a teniente coronel. Esta expedición sanmartiniana, auxiliadora de las fuerzas de Sucre, fue la que permitió declarar y consolidar la Independencia de Ecuador.
Durante las campañas de Simón Bolívar en el Perú, se amotinaron los Granaderos, uniéndose a la Sublevación del Callao, en protesta por el pésimo trato que recibían de su jefe, el general Enrique Martínez. Los amotinados se cambiaron de bando, entregando la plaza fuerte a los realistas.
Bruix, al saber de la sublevación se dirigió al frente de un piquete de granaderos a caballo en busca de las fuerzas de Bolívar, salvándolos del amotinamiento.
Luego de reunirse con los granaderos comandados por Bogado, fue nombrado jefe del escuadrón remanente del Regimiento de Granaderos a Caballo de los Andes por Bolívar, renombrado desde ese momento como Granaderos de los Andes.
El 6 de agosto de 1824, comandando sus Granaderos a Caballo, Bruix participó de la Batalla de Junin. En principio la caballería colombiana de Bolivar y los granaderos, fueron vencidos y perseguidos por la caballería realista pero, otro ex granadero (el coronel Isidoro Suarez) que no habíoa llegado a partricipar de la acción con los Husares del Perú (cuerpo creado por San Martín) atacó a la caballería realista por la retaguardia.
“Entonces el Teniente Coronel Suárez apreciando con exactitud la situación, se apresuró mediante un simple movimiento de conversión, a cargar al enemigo, sobre su flanco y su retaguardia. En momentos en que el trompa de los Húsares peruanos tocó: “A degüello” por orden de Suárez, Bruix con sus Granaderos a Caballo detuvieron la retirada a medida que iban comprendiendo lo que estaba sucediendo. Ellos reconocieron enseguida ese toque porque el mismo era el utilizado por los Granaderos a Caballo y se había hecho famoso en todo el Ejército de Los Andes.
Suárez y sus Húsares detuvieron a la retaguardia realista. El grueso de la caballería real se vio obligado a combatir a éstos y a abandonar la persecución de la caballería patriota. El Escuadrón de Granaderos a Caballo al escuchar el toque característico del trompa y observar el coraje de la tropa de Suárez, volvió caras a retaguardia y cargó al galope, estrellándose contra los cientos de jinetes de Bedoya que se molestaban para ultimar al impertinente Escuadrón peruano. En esta segunda carga participaron el general Miller y los Coroneles colombianos Carbajal, Silva y el Mayor Braun que no dudaron en volver a la lucha…
Al recibir este último golpe y ver a los jinetes argentinos peleando con denuedo, por la sola acción de camaradería hacia los peruanos de Suárez, los realistas dudaron unos minutos y algunos se empezaron a retirar. A partir de allí y para sorpresa del Teniente General Canterac, el combate que estaba ganado invertía su resultado. A medida que los Escuadrones patriotas producían más bajas con sus sables, la caballería real empezó a retroceder y finalmente se retiró al galope, buscando la protección de la infantería del otro lado del Chacamarca.
Miller, el Capitán Pringles y una fracción de Granaderos a Caballo (de Los Andes),
persiguieron a la caballería de Canterac hasta el lugar donde se hallaba la infantería realista.
El General Mariano Necochea, que comandaba la caballería patriota (compuesta de colombianos, argentinos y peruanos) recibió al principio de la acción, siete heridas y fué hecho prisionero. A pedido de un soldado realista que había servido a sus órdenes en el Ejército de los Andes, le conservaron la vida. Fue rescatado por sus compañeros granaderos al producirse la huída de los realistas.En esta acción también rescataron al coronel José de Olavarría que había sido tomado prisionero al morir su caballo por una bala de cañón, durante la primera carga.
En el parte del día, el General Santa Cruz – por orden de Bolívar – destaca: “Su excelencia, el Libertador, recomienda a la admiración de la América al señor General Necochea, que se arrojó a las filas enemigas con una impetuosidad heroica, hasta recibir siete heridas…y al señor coronel Alejo Bruix que con el capitán Pringles, algunos oficiales y granaderos de los Andes, se mantuvo firme en medio de los peligros…al comandante Sowersby que, gravemente enfermo se arrojó a las lanzas enemigas hasta recibir una herida, y al mayor Olavarría…”

Puerto del Callao. Perú
Puerto del Callao. Perú

El 20 de noviembre de 1824 se dio orden para que el coronel Bruix fuese puesto al mando de una columna peruana destinada a reforzar al ejército comandado por el general Antonio José de Sucre, por esta razón no lideró el escuadrón de granaderos a caballo que combatió en Ayacucho, quedando al mando, durante la marcha de la columna, y en ausencia de Bruix, su segundo el teniente coronel José Félix Bogado .

De regreso a Lima, Alejo se unió al sitio contra la fortaleza del Callao, último reducto que quedaba a los realistas en el Perú, después de la derrota de Ayacucho.
A fines de 1825, mientras operaba contra la plaza – que capitularía el 23 de enero de 1826 – cayó del caballo y su cabeza golpeó contra unas rocas, muriendo instantáneamente. Tenía 34 años.

 Bibliografia Consultada.

Arenales, Jose I. Segunda Campaña a la Sierra del Perú Tall. Gráf. Argentinos, Bs. As. 1920. Comando en Jefe del Ejército Vocación Militar de Simón Bolívar. Suyfer SRL, Bs.As.1920

Comando en Jefe del Ejército Vocación Militar de Simón Bolívar. Suyfer SRL, Bs.As. 1983.

Espejo, Gerónimo Memorias .El Paso de los Andes Libr. La Facultad. Bs. As. 1916

Fagnilli Fuentes, Gabriel “ El El regimiento inmortal” Edit. Atlántida, Bs. As.1956

González Arrili, B. Historia de la Argentina. De. Nobis, Bs.As. 1964

Martín, Daniel R. (Cap.) El regimiento de Granaderos a Caballo Bs. As. 1962

Migliarini, Miguel A. José FélixBogado – Un ejemplo de la Historia Sudamericana Colec. Estrella federal. Bs.As. abril / 1997

Mitre Bartolomé Historia de San Martín. Biblioteca “La Nación” Bs. As. 1907

Olazábal, Manuel de Memorias (“Episodios de la guerra de la Independencia “) I. Nac. Sanmartiniano, BsBs. As. 1942.

Orrego Vicuña, Eugenio “Vida de San Martín” EMECE Edit. Bs. As. 1945

Otero, José Pacífico Historia del Libertador Don José de San Martín. ( tomos I, II, III y IV) Cía. Arg. de Editores, Bs. As. ( ¿1932?) Pueyrredon Carlos A “La campaña de los Andes” Edit. Peuser, Bs. As. 1942 Bs. As. 1942

Rosa, José María Historia Argentina Ed. Oriente, Bs.As. 1974 Salas, Carlos A. El Gral. San Martín y sus operaciones militares I. N. S. Bs.As., 1976.

Vicuña Mackenna Benjamín “Páginas escogidas” Edit. Estrada, Bs. As. 1944.- Yaben, Jacinto R. Biografías Biografías argentinas y sudamericanas Edit. Metrópolis, Bs.As. 1947.

Julio Ruiz
Acerca de Julio Ruiz 32 Articles
Profesor de Historia. Colegio Cervantes de Bolívar, Argentina. Ex Intendente de la Ciudad de Bolívar en la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Abogado. Obras Históricas entre otras: Blandengues, "La Odisea", "Historias que hicieron cuentos", "Paginas de una historia olvidada", ect Todo se resume en "la historia, un cuento y un libro"

Se el primero en comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*