Alejandro Finocchiaro, tenemos que reformar la escuela

Finocchiaro-reportaje-1
Alejandro Finocchiaro – Ministro de Educación de la Provincia de Buenos Aires

1. ¿Qué proyectos educativos le gustaría que se lleven a cabo a nivel provincial y que ya se hayan realizado en la Ciudad de Buenos Aires cuando usted cumplía funciones en el ministerio de C.A.B.A.?
A.F. : Estamos colocando el foco en la escuela primaria, relevando y viendo qué tenemos allí. También encaramos fuertemente lo que dijo el ministro (de Educación y Deportes de la Nación, Esteban) Bullrich, para que de aquí a cuatro años tengamos más chicos en el nivel inicial.

El gobierno de C.A.B.A trabajó mucho por la primera infancia, porque estamos convencidos de que tenemos que seguir trabajando para los más chicos, porque no es lo mismo un estado presente que un estado ausente. Y tenemos que trabajar para que de una vez por todas en nuestra querida República Argentina y en la provincia de Buenos Aires, el lugar geográfico donde uno nació, o la clase social de la familia en la que uno nació no termine marcando para siempre los destinos de nuestros hijos. Cuantos más años de escolarización inicial tengan los chicos más posibilidades de una mejor educación primaria tendrán. Tenemos que reformar la escuela porque las prácticas áulicas tienen que centrase más en el aprendizaje del alumno, tienen que posibilitarle al alumno que también genere conocimiento. Hoy necesitamos otra escuela, porque esa vieja escuela, donde el docente era activo y emisor del conocimiento y el alumno era pasivo y receptor, debe cambiar. Eso aburre a los chicos. Creo que con los nuevos entornos, en el contexto de la era digital, de la informática, tenemos posibilidades de que sea el alumno el que produzca esos conocimientos bajo la guía y la tutela del docente. Necesitamos chicos que se eduquen en la lógica del emprendedorismo, que tengan iniciativa, que sepan resolver rápidamente situaciones, que aprendan a trabajar en equipo, en forma interdisciplinaria. Tenemos que ir hacia esa escuela, esa es la gran escuela a la que queremos llegar, la escuela del siglo XXI.

2. ¿Debido a qué circunstancias comunicacionales piensa usted que siempre se habla de gasto en educación y no en inversión en educación?
A. F.  : Tenemos que invertir en educación y cuando digo invertir no me refiero sólo al dinero. Por supuesto que los educadores queremos más plata para educar, pero también es necesario invertir nuestro capital político para consensuar políticas, hacer reformas. Hay que trabajar, consensuar con los gremios, con los directivos, con los docentes, con las familias, porque sino todas las reformas educativas tienden a fracasar en el aula. Tenemos que invertir en infraestructura para que los chicos que van a la escuela tengan condiciones dignas. Tenemos que evaluar para saber en qué nos equivocamos, no solo los docentes, queremos saber en qué nos equivocamos los funcionarios que aplicamos políticas públicas, porque si no sabemos en qué nos estamos equivocando, no podemos mejorar.

3. Según su apreciación ¿Cómo logramos los docentes generar discusión, consensos y nuevas culturas de trabajo en las escuelas públicas?
A.F. : “En primer lugar, recuperando los valores que hicieron grande a la Educación; el mérito es un valor. El sistema educativo, le guste a quien le guste, es un sistema que premia al mérito, lo que no implica ser brillante, implica valorar el trabajo, el esfuerzo, la constancia. Tenemos que volver a educar con los valores que hicieron grande a nuestra educación. Una de las peores cosas que heredamos no es la economía, no es la infraestructura, es una cultura perversa que igualó a todos para abajo y eso no se puede permitir. Tenemos que derrotar esa lógica en educación de que hay una pedagogía del pobre y otra del rico. Hay que mejorar diferentes aspectos, en beneficio de ambos protagonistas de la educación: el docente y el alumno. A los docentes hay que reconocerlos, trabajar con ellos, que ellos se transformen en capacitadores y enseñen cuáles son sus buenas prácticas. En los últimos años se ha dado toda una cuestión con que el maestro es vago o que tiene cuatro meses de vacaciones o que no trabaja, y no es verdad, porque, la experiencia me indica que la mayoría de nuestros docentes son buenos docentes. A ellos que hay que acompañarlos porque trabajan muchas veces en condiciones muy difíciles, trabajan absolutamente exigidos. Muchas veces en vez de dedicarse a lo que se debe dedicar es psicólogo, el docente da de comer, el docente acompaña, el director tiene más tiempo dedicado en ver la fecha de vencimiento del yogurt porque si se le intoxica un chico lo sumariamos, en lugar de juntar a sus equipos para ver como enseñan fracciones en esa escuela. Entonces tenemos que tener un Estado inteligente, donde de a poco la escuela recupere no solo el rol de crear conocimiento, difundir ese conocimiento, aplicar ese conocimiento, trasladarlo y crearlo, porque ese conocimiento en las instituciones educativas tiene un ida y vuelta, entonces nosotros también aprendemos de las prácticas que hacen los otros.

4. ¿La gestión educativa es una de las claves para el mejoramiento de la educación en todos sus órdenes desde lo pedagógico hasta lo actitudinal?
A.F. : Nuestra consigna es que todos los chicos que van a la escuela tienen que poder aprender y cundo no lo logran hay que construir alternativas para que sí lo hagan. Lo que la sociedad contemporánea requiere de las nuevas generaciones es la capacidad de resolver problemas, extrapolar los conocimientos escolares a la vida cotidiana, armar con ellos un proyecto de vida, evaluar por sí mismos las ventajas y las contras de una situación y saber tomar decisiones. Se trata de preparar a los chicos y a los jóvenes para desenvolverse con soltura en un mundo que les exige cada vez más gestionar por sí mismos la trayectoria de su vida. El esfuerzo debe retomarse como un valor esencial en la formación de los chicos.
Ocultar la realidad es una estafa. Y desde una estafa inicial no se puede construir una Educación hacia el futuro: las raíces de cualquier fruto necesitan riego, negar que les falta agua, es negarles el crecimiento.

Gracias Señor Director de Educación de Buenos Aires.
Perfil de Alejandro Finocchiaro
Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.
Es abogado, recibido en la UBA en 1993 y que acumula estudios de posgrado: Especialista en Educación de la Universidad de San Andrés (2001), luego Máster en Educación, con calificación sobresaliente (2002) y Doctor en Historia de parte de la Universidad de Salvador (2004). Especialista en Gestión Educativa y Magíster en Educación, egresado de la Universidad de San Andrés y Doctor en Historia por la Universidad del Salvador. Además, soy Profesor Adjunto de Teoría del Estado en la Facultad de Derecho de la UBA, Titular de Política Internacional Contemporánea en la UCES y Profesor Titular Regular de la materia Procesos Socio-Históricos Mundiales y Profesor Titular de Derecho Político en la Universidad Nacional de La Matanza.Durante su gestión porteña se abocó a la tarea de normalizar la relación con los diecisiete sindicatos de la educación con jurisdicción en la CABA.

Daniela Leiva Seisdedos
Acerca de Daniela Leiva Seisdedos 253 Articles
Profesora de Historia. Consultora Educativa. Premio UBA 2016 ganadora al premio sobre divulgación de contenidos educativos 2016. Autora de los Manuales para docentes en Construcción de Ciudadanía 1, 2 y 3. Editorial Alfaomega. ISBN 978-987-3832-24-6 Blog recomendado por Santillana de Argentina. 2016. Ciencias Sociales. Colegio Nuestra Señora de Lourdes, La Plata. Experiencia destacada REDEM (Red Educativa Mundial) 2014 y 2015. Ganador de la I Mención en la Categoría Blogs en el Aula / Escuelas Secundarias Premios UBA 2014. Finalista de los Premios Espiral 2014. Premio UBA Ganador Mejor Contenido Educativo en Blog en os Premios UBA 2013. Reconocimiento en el portal EducAR al trabajo realizado en el blog Clio y sus Secretos. Distinguida por el Diario Clarín entre los 13 docentes del año 2013. Nombrado entre los 10 blog favoritos 2013 Editores de Santillana España. Ganador de la II Mención en la Categoría Blogs en el Aula / Escuelas Secundarias Premios UBA 2012. Docente del Mes 2012 Editores de Santillana Argentina. En Argentina columnista en CadenaBA y El Palomar Diario.  En España columnista en las revistas online INED 21, “Intrahistoria” y “Papel de Periódico”. Tutora y Moderadora en entornos virtuales (Moodle). En el suplemento Educación del Diario Clarín se publicaron varias notas periodísticas tanto en la versión digital como en la de papel. Recomendada en España por su trabajo docente en "sus contribuciones a la comunidad educativa" Editores de Santillana España. Especializada en aprendizaje cooperativo-colaborativo en el uso de la TIC. Taller Pre Universitario 2016 sobre Pensamiento Social en el Colegio San Cayetano, La Plata. Profesora de Historia en los Colegios Nuestra Señora de Lourdes y San Cayetano de La Plata. Lema: "La Educación como meta".

2 comentarios en Alejandro Finocchiaro, tenemos que reformar la escuela

  1. “Tenemos que evaluar para saber en qué nos equivocamos, no solo los docentes, queremos saber en qué nos equivocamos los funcionarios que aplicamos políticas públicas, porque si no sabemos en qué nos estamos equivocando, no podemos mejorar.” Esta cita habla de la humildad del Ministro en conocer y reconocer en qué nos estamos equivocando como docentes y también los funcionarios. Acuerdo con el Ministro en la no diferenciación entre pedagogías (entre clases sociales rico/pobre), ya que estas condiciones si bien deberán tenerse en cuenta para la mejora educativa, no son las únicas que definen el concepto de “educabilidad”. La mirada puesta únicamente en el sujeto de aprendizaje como única causalidad del fracaso, repitencia o déficit en educación no alcanza, ya que se debería hacer una autocrítica de la profesión docente (estrategias o metodologías de aprendizaje). Bien…. me gustaría citar otra instancia de la entrevista “A los docentes hay que reconocerlos, trabajar con ellos, que ellos se transformen en capacitadores y enseñen cuáles son sus buenas prácticas. En los últimos años se ha dado toda una cuestión con que el maestro es vago o que tiene cuatro meses de vacaciones o que no trabaja, y no es verdad, porque, la experiencia me indica que la mayoría de nuestros docentes son buenos docentes. A ellos que hay que acompañarlos porque trabajan muchas veces en condiciones muy difíciles, trabajan absolutamente exigidos.” Entiendo que gestionar Pcia. de Bs. As. es complejo por su dimensión geográfica, donde por años no se ha valorado ni reconocido trayectorias docentes, y sí valorado el tema de sumar puntaje. Situación que se ha comprobado no es sinónimo de idoneidad, sin embargo puede notarse que docentes capacitados a nivel universitario se los valora en menor grado que los capacitados por cursos legalmente avalados por el Estado Provincial, privados y con costos en $ , que han garantizado más puntaje que los oficiales ofrecidos por Pcia. Paradógicamente una Licenciatura universitaria otorga 1 punto en Pcia de Bs As, siendo que el título terciario otorga 25p ….resulta esto incoherente y hasta risueño pensar que muchos docentes en ejercicio, luego de tener su formación inicial, han llegado a tener uno, dos y hasta tres títulos universitarios, capacitándose en forma permanente y potenciando así sus prácticas docentes, en diversos niveles de enseñanza. Espero y confío en la buena voluntad del Ministro, que se evalue y supervise estas características de docentes formados actualizados en forma permanente y a nivel universitario. Cuando el Ministro nombra que los que están en condiciones de capacitar a otros en ejercicio, valdría tener en cuenta que en Pcia de Bs As, muchos docentes con grado universitario, han dejado de concursar para capacitaciones (ETR), justamente por valorarse al momento de seleccionar a sus capacitadores: la suma de puntaje acumulado en sus trayectorias. Sin contar que en ocasiones los comités evaluadores constan de una persona o dos con título universitario, y el resto tienen su formación inicial de terciario o maestro de grado/o Inicial. Estas situaciones no suceden en CABA, donde los comités evaluadores están conformados por Licenciados como mínimo, Masters y Doctores en Educación; que serán los encargados de seleccionar a los que conformarán las cátedras de convocatoria, o sus capacitadores. Pcia ha tenido años de desidia en cuanto a supervisación de estas situaciones, y costará (estimo) ordenar y gestionar estas problemáticas, que sin duda hacen que muchos docentes se sientan desestimados en su profesión, no valorados, a pesar de continuar apostando a formaciones académicas de alto nivel en universidades. En lo personal no me interesa sumar “puntos”, sí sumar conocimiento de calidad y creo que la valoración tendría que pasar por otro lado y no por los puntos o años de servicio. Años de servicio sin capacitación y actualización no es garantía de idoneidad, sin embargo hay docentes noveles que ya salidos de su formación inicial, se encuentran cursando licenciaturas, posgrados, maestrías y doctorados. Para mi asombro en algunos Congresos o Seminarios de Universidades, pude encontrar docentes de 28 años cursando ya doctorados en Educación. Entonces no resultaría complejo valorizar estas capacidades académicas, encontrarlas y ponerlas en valor! a pesar de no tener tantos años de antigüedad tienen formación académica que puede aportar a la calidad educativa tan deseado por todos/as lo que ejercemos esta fascinante profesión. Tantas cuestiones para supervisar en Pcia Bs As Ministro!! entendiendo la complejidad de lo cuantitativo que implica esta gestión, es importante poner la mirada en los IFD, donde si se toma el compromiso de supervisar legajos, se encontrará con la sorpresa de que títulos no habilitantes están formando nuevos docentes que, ingresarán al Sistema Educativo, sumados a los que ya han egresado, con formación tal vez no tan apropiada a la calidad educativa pretendida por los que gestionan la Educación. Finalmente me agradaría destacar que tanto el ministro Alejandro Finocchiaro, como Esteban Bullrich, cada vez que se les hacer llegar alguna inquietud por mensaje privado, atienden y responden a todos/as! llamando nuestra atención ya que no estamos habituado a que esto suceda, es entonces digno de destacar esta comunicación que ambos ministros de forma flexible y descontracturada, proponen como forma directa de llegar a todo aquel que desee expresar algún pedido, duda o crítica. Esto habla de tener la humildad de escuchar al otro en sus reclamos, y la apertura de pensar entre todos los aportes, lo mejor para nuestra Educación. Gracias por leerme (aunque me extendí demasiado”)….Saludos cordiales y Felicitaciones a la Revista por esta entrevista al Ministro de Educación de Pci. Bs. As.l

Deja un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*